domingo, 20 de junio de 2010

Saga Qué pasaría si.....

Hola a todos!!! Bueno qué puedo decir? Esta saga se nos ocurrió a mí y a Sheyla Drymon una tarde hablando, pensamos que sería divertido escribir que pasaría si uno de nuestros personajes cobrasen vida y aparecieran frente a nosotras, de forma que decidimos convertirnos en personajes ficticios, en su caso Sheyla Drymon se encuentra con Markush, el sexy y atormentado lobo de su maravilloso libro Corazones Oscuros, por mi parte sería: Mina Carlis se encuentra con Damián Wyatt, el demonio cazador de brujas de mi libro Embrujada para ti.

Así que aquí os dejo el prólogo y el primer capi:


¿Qué pasaría si.......Damián Wyatt apareciese en mi cuarto?

PRÓLOGO

Orense, 2010

Las letras se amontonaban más y más a cada segundo que pasaba, Mina suspiró pesadamente frotándose los ojos por enésima vez. Sabía que bajo presión no sacaría nada en limpio y lo que menos quería era fastidiar el último nombre.

-Qué molesto-murmuró frustrada-. Es demasiado difícil escribir desde el punto de vista de un hombre.

Qué ironía, deseaba reirse muy en el fondo pues ella había creao a Damián y no sabía como contar su historia exactamente, si ella era su creadora, ¿Cómo podía no comprenderle? Eran Damián y Nessie, sus mejores creaciones y estaba atascada. Mina se levantó dejandoel ordenador en la mesita de la sala, quizás sólo necesitaba un pequeño descanso, un chocolate caliente o algo así, era una pena no poder ir a ver a ninguna amiga pues con el clima lluvioso no le apetecía nada salir.

Había puesto ciertos rasgos de su personalid en la bruja, ese hecho hacía más fácil la narración.

-¿Por qué crearía a Damián así?-se lamentó-. Sólo puedo ver para él una vida terriblemente solitaria y llena de matanzas.

Tres libros.

Había escrito los tres dichosos libros y ahora se daba cuenta de que no conocía en absoluto a Damián, pues si lo hiciera no le pondría un pasado tan tormentoso, ¿Qué clase de escritora era? Tal vez sólo fue un error hacer ese cuarto libro, el caso es que ella pensó que su demonio merecía tener una historia. Caminó hacia la cocina y sacó de la pequeña nevera un batido de chocolate, abrió la botella echando el poco contenido que quedaba en un vaso llenándolo hasta el borde.

Le dió un sorbo y, más animada, regresó a la sala a retomar su trabajo.

-Vamos Mina, tú puedes-dijo, tratando de darse ánimos.

Tomó el portátil llevándolo a la habitación dejándolo medio cerrado para poder llevarlo en un brazo mientras, en la mano libre, cargaba el chocolate. Se sentó en el escritorio, sin embargo, a los pocos minutos sus ojos se cerraron de sueño quedando, finalmente, dormida.

Un pequeño temblor sacudió la habitación, el vaso de chocolate volcó de la mesa derramando el contenido por el suelo y las luces parpadearon. Una parte del cuarto vibró.......y en medio de ese caos apareció un hombre joven, su presencia cambiaría por completo el concepto de realidad y fantasía en Mina Carlis.



Capítulo 1




El joven hombre de cabellos negros violáceos observó con sus ojos verde jade el lugar dónde se encontraba, tenía la irritante sensación de que no estaba en el lugar que debía, su mirada se detuvo en la figura adormecida en la mesa, removió su cabello. Se había equivocado de lugar pues esa chiquilla de oscuros cabellos no era la bruja a la que debía cazar, al menos no sentía ningún poder mágico proveniente de ella, de hecho no sentía ningún rastro de poder a km. Inhaló hondo notando el olor dulzón de la chica, sacudió la cabeza tratando de serenarse, primero iba la caza.




Decidió despertar a la humana para averiguar dónde diablos se había metido, la tomó del hombro moviéndola ligeramente, al tercer movimiento, un ruido parecido a un bostezo salió de la joven.




Mina se frotó los ojos tratando de recordar dónde se encontraba, parpadeó un par de veces encontrándose con el salvapantallas de su ordenador y el chocolate derramado.




-¡Qué grandísima mierda!-gritó malhumorada al ver su bebida favorita tirada y haberse quedado dormida cuándo debía trabajar, en otras palabras, no era consciente de la presencia de su visitante.




Damián enarcó una ceja ante el grito de la chica pues le hacía gracia que reaccionara de una froma tan energética.




Wow.




Movíó nuevamente la cabeza por el olor dulzón, le resultaba aturdidor y algo sucedía cuándo un olor golpeaba de esa manera a un demonio: Una compañera. ¿Acaso las viejas leyendas infernales podían ser reales? ¿Incluso él tenía una compañera?




Mina se incorporó dándose cuenta de que iba a necesitar algo mejor que los pañuelos de papel del cajón de su escritorio para limpiar aquel desastre pero al darse la vuelta se encontró con lo que menos se esperaba: Un hombre alto, un poco más mayor que ella o eso parecía, con cabellos negros violáceos y ojos verde jade oscuros, algo pálido pero eso sólo acentuaba su atractivo, sus ropas eran completamente negras y no pudo evitar sonreir.




Así es como se imaginaba a Damián, incluso tenía los ojos con la pupila afilada como él.




Un segundo.




¿Pupilas afiladas?




¿Un desconocido en su casa?




"¡Pero seré lenta y parada!" pensó Mina "Bueno, vamos a razonar la situación: Estoy con un desconocido que ni sé cómo entró y tiene pupilas afiladas, ¿qué se supone que debo hacer?"




Lentillas.




Podrían ser lentillas y tenía dorma de comprobarlo, sin despegar los ojos del extraño, que la miraba fijamente como si no creyese lo que sucedía, tomó lentamente la botella de agua que tenía de hacer días en el escritorio, llenando el vaso que había contenido su batido y, antes de que el desconocido se moviera, Mina le lanzó el agua con vaso y todo, Damián con sus reflejos sobre humanos atrapó el vaso, sin embargo, el contenido empapó su rostro.




Mina contempló sorprendida y horrorizada como su pupila afilada aún seguía en su sitio y una lentilla normalmente caería por el agua.




Él se frotó la cara con el brazo secándose.




-Demonios-gruñó, aquello debía ser una broma de los cabrones de sus hermanastros-. Esto es cosa de Inmatt, ¿Verdad?




Mina se quedó en blanco. El nombre de uno de los hermanastros que creó.




Damián se rió apretando el vaso en su mano hasta romperlo en cachos desiguales.




-Apenas anoche estuve discutiendo con él sobre el tema-claví su mirada en Mina-. ¿Qué te han dado para que huelas como mi hembra?




La joven escritora sintió que esa segunda frase se clavaba en ella cómo una estaca. Uno de sus hermanastros. La pupila afilada. El olor a hembra.




-¿Eres..........eres.......Damián Wyatt, el demonio cazador de brujas?-preguntó con su corazón encogido.




La risotada cruel de Damián inundó la habitación, la risotada que ella había creado.




-¡Hasta me conoces!-rió nuevamente-. Así que dime, ¿cuánto te ha pagado?




Era Damián. Su personaje estaba parado de pie frente a ella tn perfecto como lo imaginó.




El corazón le bombeó tan rápido que le dolía respirar, su corazón se vació de cualquier pensamiento y, de pronto, todo el mundo se volvió oscuro. El demonio la tomó en brazos justo a tiempo evitan que cayera al suelo.




Una reacción tipicamente humana.




Damián hundió la nariz en los cabellos oscuros, el olor dulzón se extendió por su cuerpo como una droga haciendo que se sintiera aturdido, pero no captaba ningún olor fuera de lo corriente.




Quizás no fuera cosa de su hermanastro y realmente había encontrado a su compañera, además su olor era tan intenso y natural que no podía creer que alguien pudiera crear algo que se le pareciera. Damián la observó: Era pequeña y delgada, sus curvas eran suaves y su rostro parecía aniñado aún, parecía muy joven, además su casa era demasiado normal sin grandes alardes, en sus estanterias no encontró ningún libro de magia o cosa parecida.




Su compañera resultó ser una completa escéptica, de todas formas podría comprobarlo nada más se despertara. Y aún no terminaba de creérselo. Su compañera. Aquella mujer que lo completaba.




Mina empezó a abrir los ojos, qué mal de la cabeza debía de estar cómo para imaginar que el personaje que había creado estaba ahí, y que, de hecho, sigue ahí, sujetándola en brazos.




-No ha sido un sueño-masculló con los ojos muy abiertos.




El demonio la apretó entre sus brazos fuertemente, casi dejándola sin aire.




-¿Te parece que lo es?-preguntó Damián enterrando su rostro en el cuello de la joven.




Damián respiró sobre el pequeño y fácilmente quebrable cuello, Mina clavó sus uñas en los brazos del cazador tratando de apartarlo.




Ella creó a ese Damián.




Lo creó para Nessie, no para ella.




No podía estar allí.




Él besó suavemente el cuello de Mina, buscando el mejor lugar para morderlo y dejar su marca en ella, a pesar de que notaba que su compañera se resistía, pronto terminaría por aceptar la verdad.




Mina sintió los pequeños besos y la respiración pesada del hombre, ella conocía de sobra esa reacción. Iba a marcarla.




¡Santo cielo! ¡Podría matarla de un mordisco!




-¡No!-gritó aterrada Mina, haciendo que Damián se detuviera rápidamente.




Un sólo grito aterrorizado como aquel le bastaba al cazador de brujas para destrozar a aquel que se atreviera a provocar semejante terror en su compañera, pero no sabía qué hacer cuándo él mismo era quién provocaba miedo.




Mina se soltó echándose contra el escritorio, sus ojos eran de verdad y aún así él no podía serlo. No debía existir.




-No eres real-dijo con un hijo de voz-. No puedes existir.




-¿Por qué eres tan escéptica?-bufó él-. Mis ojos son de verdad, me has tocado, me ves, me oyes, ¿Qué más quieres?




Mina tocó una de las teclas de su ordenar haciendo que el salvapantallas desapareciera y mostrara el documento word.




-Mira, he escrio tres libros sobre ti y tu compañera-trató de decir lo más tranquila que pudo.




-Tú eres Mi Compañera-dijo esbozando una sonrisa arrogante.




Mina negó con la cabeza.




-Tú compañera es Nessie Cross-anunció ella abriendo los documentos de los otros tres libros-. Escribí tres libros de vostros dos juntos y ahora el cuarto que habla sobre tu historia, míralo.




-No necesito hacerlo-replicó tercamente.




Mina lo miró desde otro punto de vista. Lo detestaba pero tenía que recurrir al chantaje emocional.




-Hazlo por mí-pidió con dulzura.




Luego quiso abofetearse mentalmente por ello, sin embargo, funcionó. Damián, incapaz de rechazar la petición, caminó hacia el escritorio y pasó con el ratón velozmente las hojas leyendo los tres libros en poco menos de dos minutos y lo que había del cuarto.




Mina tenía la firme creencia de que eso abriría los ojos al demonio y se marcharía al mundo de fantasía al que realmente pertenecía. Pero, contra todo pronóstrico.....Damián se rió.




-¿Ves como si eres mi compañera?-Volvió a torcer esa sonrisa oscura-....Mina.




-No entiendo.




Damián se levantó quedándose frente a ella.




-Las compañeras saben perfectamente como es su compañero-explicó ahora con una sonrisa más tierna-. Ves mi aspecto en sueños, conoces mi caracter, incluso llegas a ver partes de mi vida que más me marcaron, exactamente las que has escrito, pero no has podido escribir esos últimos capítulos sobre mi y ella, ¿sabes por qué?




Mina negó conmocionados por la explicación.




-Porque ella no existe, ni esa familia-respondió roncamente-. Existe la corte porque Yo traté con ellos, existe mejor dicho, existió el aquelarre Death Crow porque Yo los exterminé, has relatato mi vida cómo si la hubieras vivido conmigo. Tú eres Nessie.









jueves, 10 de junio de 2010

Saga Embrujada para ti

Hola a todos!!! Bueno como ya he visto en el chat box pues sí tengo algunos planes para el libro, pienso escribir dos partes más.

Ahora mismo estoy trabajando en el segundo libro el cuál se llama "Lazos Eternos" con una sorpresa para nuestros dos protagonistas al final de dicho libro.

El tercero será el último y ya tiene también título, pero no lo desverlaré por el momento jejeje y por último habrá un cuarto libro pero será idependiente puesto que tratará sobre la historia de Damián.

Este cuarto libro lo considero independiente puesto que hablaré sobre su infancia, sus primeras víctimas y los hechos que lo llevaron a convertirse en un despiadado demonio, pero no os preocupéis puesto que también saldrá Ness.

Y así será el libro. Nada más termine el segundo publicaré en el blog el blog la sinopsis y el primer capítulo. Espero que lo disfrutéis tanto como el primero y no os defraude.

Un saludo y un abrazo muy fuerte a todas!!